Archivos de la categoría Tecnología

Los inventos de Leonardo Da Vinci

Los 30 Inventos de Leonardo da Vinci Más Importantes

Los inventos de Leonardo da Vinci siguen influyendo en el mundo hasta nuestros días. El helicóptero, el paracaídas o la ballesta son algunos de los muchos que siguen usándose.da-vinci-alam_159842t

Leonardo da Vinci es uno de los inventores más prolíficos de la historia, ingenió inventos e innovaciones en una gran variedad de campos.

Ya sea el diseño de armas de guerra, máquinas voladoras, sistemas de agua o herramientas de trabajo, da Vinci, el inventor (al igual que el artista) nunca tuvo miedo de mirar más allá del pensamiento tradicional.

30 famosos inventos de Leonardo da Vinci

1- Helicóptero (Hélice)

A pesar de que el primer helicóptero real no fue construido hasta la década de 1940, se cree que los esbozos de Leonardo da Vinci de finales del siglo XV fueron el predecesor de la moderna máquina voladora.

Al igual que muchas de las ideas de da Vinci, nunca lo construyó, pero sus notas y dibujos trazaban exactamente cómo funcionaría el dispositivo.

2- Anemómetro

Los historiadores estipulan que fue la fascinación de vuelo de Leonardo da Vinci lo que le inspiró a innovar el anemómetro, un instrumento para medir la velocidad del viento.

Su esperanza era que, con el tiempo, el dispositivo podría ser utilizado para dar a la gente una visión de la dirección del viento antes de intentar volar.

Mientras que da Vinci no inventó realmente el dispositivo, hizo variaciones en el existente diseñado, originado por León Battista en 1450, (el diseño de da Vinci fue hecho probablemente entre 1483 y 1486), de modo que fuera más fácil medir la fuerza del viento.

Junto a sus bocetos del anemómetro, da Vinci hizo las siguientes notas: “Para medir la distancia recorrida por hora con la fuerza del viento, aquí se requiere un reloj para mostrar el tiempo”.

3- Máquina voladora

De las muchas áreas de estudio de Leonardo da Vinci, tal vez el área favorita de este hombre renacentista era la de la aviación. Da Vinci parecía realmente emocionado por la posibilidad de que la gente se elevara a través de los cielos como pájaros.

Uno de los inventos más famosos de da Vinci, la máquina voladora (también conocida como el “ornitóptero”) muestra idealmente sus poderes de observación e imaginación, así como su entusiasmo por el potencial de vuelo.

El diseño de esta invención está claramente inspirado en el vuelo de los animales alados, el cual da Vinci esperaba replicar. De hecho, en sus notas, menciona los murciélagos, cometas y aves como fuentes de inspiración.

Tal vez la inspiración del murciélago brilla por encima de la mayoría, ya que las dos alas del dispositivo poseen puntas comúnmente asociadas con la criatura alada. La máquina voladora de Leonardo Da Vinci tenía una envergadura que superaba los 33 pies y el marco debía ser de pino cubierto de seda cruda para crear una membrana ligera pero robusta.

4- Paracaídas

Aunque el crédito por la invención del primer paracaídas práctico se lo dan generalmente a Sebastien Lenormand en 1783, Leonardo da Vinci concibió realmente la idea del paracaídas cientos de años antes.

Da Vinci hizo un esbozo de la invención con esta descripción: “Si un hombre tiene una tienda hecha de lino, cuyas aberturas han sido todas taponadas, y será doce braccias (unos 23 pies) de ancho y doce pulgadas de profundidad, podrá arrojarse desde cualquier gran altura sin sufrir ningún daño”.

Quizás el aspecto más distinto del diseño de paracaídas de da Vinci era que el dosel era triangular en lugar de redondeado, lo que llevó a muchos a preguntarse si realmente tendría suficiente resistencia al aire para flotar. Y puesto que el paracaídas de da Vinci debía hacerse con lino cubriendo un marco de madera, el peso del dispositivo también era visto como un problema.

5- Máquina de guerra o mortero de 33 cañones

El problema con los cañones de la época era que tardaban mucho tiempo en cargarse. La solución que da Vinci daba a ese problema era construir morteros de múltiples cañones que pudieran cargarse y dispararse simultáneamente.

Los cañones se dividieron en tres filas de 11 cañones cada uno, todos conectados a una sola plataforma giratoria. Atados a los lados de la plataforma había grandes ruedas.

La idea era que mientras se disparaba un juego de cañones, otro conjunto se enfriaría y el tercer set podría ser cargado. Este sistema permitía a los soldados disparar repetidamente sin interrupción.

6- Vehículo blindado

Los  vehículos blindados inventados por Leonardo da Vinci  eran capaces de moverse en cualquier dirección y estaban equipados con un gran número de armas.

La máquina de guerra más famosa de da Vinci, el coche blindado, fue diseñada para intimidar y dispersar a un ejército contrario. Este vehículo tenía una serie de cañones ligeros dispuestos en una plataforma circular con ruedas que permitían un rango de 360 grados.

La plataforma estaba revestida por una gran cubierta protectora (muy parecida a la concha de una tortuga), reforzada con placas de metal, que debía ser inclinada para desviar mejor el fuego enemigo. Tenía una torre de observación en la parte superior para coordinar el disparo de los cañones y la dirección del vehículo.

7- Ballesta gigante

Una cosa que Leonardo da Vinci pudo haber entendido mejor que cualquiera de sus contemporáneos fue los efectos psicológicos de las armas de guerra. Da Vinci sabía que el miedo que las armas podían infligir a los enemigos era igual de importante (si no más) que el daño que realmente podían infligir.

Ésta era la idea principal detrás de muchos de los inventos de la guerra de da Vinci como su ballesta gigante. Diseñada para la intimidación pura, la ballesta mediría 42 braccia (o 27 yardas). El dispositivo tendría seis ruedas (tres en cada lado) para la movilidad, y el arco en sí mismo sería hecho de la madera fina para la flexibilidad.

La invención de la ballesta gigante es un gran ejemplo de la forma en que las ilustraciones de da Vinci realmente llevaron sus ideas a la vida. A través de sus ilustraciones, una idea, por improbable que sea, se vuelve realista y plausible.

8- Mortero de triple cañón

Como ingeniero militar, una de las creencias clave de Leonardo da Vinci era que la movilidad era crucial para la victoria en el campo de batalla. Esta idea se ve en muchas de sus invenciones de guerra.

Durante el tiempo de da Vinci, los cañones se usaban generalmente en casa en posiciones estacionarias más que en el campo de batalla. Da Vinci diseñó su mortero de triple cañón para resolver estos dos problemas, un arma rápida y ligera que podría hacer mucho daño en el campo de batalla.

A diferencia de un cañón, el cañón de da Vinci permitía a los soldados cargar tres disparos a la vez. El peso más ligero y las ruedas grandes permitían que el carro del arma fuera movilizado a áreas diferentes durante la batalla.

9- Reloj

Para evitar cualquier confusión inicial, Leonardo da Vinci no inventó el reloj. Lo que hizo fue diseñar un reloj más preciso. Mientras que los relojes que mostraban horas y minutos se habían hecho cada vez más precisos en el tiempo de da Vinci (siglo XV), no hicieron un gran salto hasta la incorporación del péndulo unos 200 años después. Pero, da Vinci realmente diseñó un reloj más preciso.

El reloj de Leonardo tenía dos mecanismos separados: uno para los minutos y otro para las horas. Cada uno estaba compuesto de pesos, artes y arneses elaboradamente conectados. El reloj también tiene un dial para seguir la pista de fases de la luna.

10- El Coloso

Quizás más interesante que la ambición y la innovación detrás de la invención del coloso de Leonardo da Vinci, es la genial historia de sus intentos de traerla a la vida. En 1482, el Duque de Milán comisionó a da Vinci para construir la estatua de caballos más grande del mundo. Leonardo da Vinci, nunca le tuvo miedo a los retos así que diseñó una estatua de bronce de 24 pies y luego fue a trabajar la creación de un modelo de arcilla.

El siguiente paso fue cubrir el modelo en bronce, lo que no era una tarea fácil. Debido al tamaño de la estatua, se requerían 80 toneladas de bronce, que tenía que ser aplicado en un espesor uniforme o la estatua sería inestable.

Para ello, da Vinci utilizó su experiencia en el diseño de cañones para inventar una nueva técnica de fabricación de moldes. También tuvo que inventar un horno innovador para alcanzar la temperatura necesaria para calentar una cantidad tan grande de bronce.

11- La ciudad ideal

Quizás ninguna idea habla de la ambición épica y el alcance de las invenciones de Leonardo da Vinci mejor que su ciudad ideal. Esta invención se centra no sólo en una sola área sino que combina los talentos de da Vinci como artista, arquitecto, ingeniero e inventor para crear una ciudad entera. La idea perfecta de la ciudad de da Vinci surgió después de que la peste devastó Milán, matando a casi un tercio de la población.

Leonardo quería diseñar una ciudad que estuviera más unida, con mayores comunicaciones, servicios y saneamiento para prevenir la propagación futura de tales enfermedades. Su ciudad ideal integró una serie de canales conectados, que se utilizarían para fines comerciales y como sistema de alcantarillado.

La ciudad contaría con áreas inferiores y superiores, la inferior serían canales para comerciantes y viajeros y la parte superior serían caminos para “caballeros”. Los caminos fueron diseñados para ser  amplios, muy probablemente en respuesta a las calles estrechas de Milán, donde la gente estaba atascada, contribuyendo a la propagación de la peste. Lamentablemente su ciudad ideal nunca llegó a concretarse.

12- Brazo robótico o caballero robótico

Con su innovadora mente de ingeniería, Leonardo da Vinci tenía muchas ideas que empleaban el uso de poleas, pesas y engranajes. Ciertamente, estos tres componentes eran cruciales para muchas de sus invenciones automatizadas – incluyendo sus versiones del reloj, aire acondicionado y sierra hidráulica.

Da Vinci también incorporó estos mecanismos en su invención automotriz, que muchas personas consideran el primer robot. Pero da Vinci usó las piezas para crear otro robot también, su caballero robótico. Aunque un dibujo completo del caballero robótico de da Vinci nunca ha sido recuperado, fragmentos que detallan diferentes aspectos del caballero se han encontrado esparcidos en sus cuadernos.

Diseñado para un concurso en Milán (que el Duque había puesto a Leonardo a cargo de supervisar), el Caballero Robótico consistía en un traje de caballero lleno de engranajes y ruedas que estaban conectados a un elaborado sistema de poleas y cables.

A través de estos mecanismos, el caballero robótico de da Vinci era capaz de movimiento independiente: sentarse, levantarse, mover la cabeza y levantar la visera. Utilizando varios dibujos diferentes de da Vinci, el roboticista Mark Rosheim construyó un prototipo del caballero robótico en 2002, que fue capaz de caminar.

Rosheim observó cómo Leonardo había diseñado el caballero robótico para ser construido fácilmente, sin una sola parte innecesaria. Rosheim también utilizó los diseños de da Vinci como inspiración para los robots que desarrolló para la NASA.

13- Carro autopropulsado

Antes de que los vehículos motorizados existieran, Leonardo da Vinci diseñó un carro autopropulsado capaz de moverse sin ser empujado. Los historiadores más tarde dedujeron que da Vinci diseñó específicamente el carro para uso teatral.

El carro era impulsado por resortes enrollados y también ofrecía capacidades de dirección y de freno. Cuando el freno se soltaba, el carro se propulsaba hacia adelante, y la dirección fue programable para ir, ya sea de manera recta, o en ángulos preestablecidos.

14- Equipo de buceo

Mientras trabajaba en Venecia, la “ciudad del agua”, en 1500, da Vinci diseñó su equipo de buceo para los ataques furtivos a las naves enemigas desde el agua.

El traje de buceo de cuero estaba equipado con una máscara tipo bolsa que pasaba por encima de la cabeza del buceador. Atados a la máscara alrededor de la zona de la nariz había dos tubos de caña que conducía a una campana de buceo de corcho flotando en la superficie.

15- Puente giratorio

El puente giratorio diseñado para el Duque Sforza, podía ser empacado y transportado para su uso por los ejércitos en movimiento. El puente se balanceaba sobre un arroyo o una fosa y se ponía al otro lado para que los soldados pudieran pasar sin problemas.

El dispositivo tenía ruedas e incorporaba un sistema de cuerda y poleas para un empleo rápido y fácil transporte. También estaba equipado con un tanque de contrapeso para fines de equilibrio.

16- El tanque

El tanque de Leonardo da Vinci fue diseñado mientras estaba bajo el patrocinio de Ludovico Sforza en 1487. Fue diseñado para ser conducido directamente a un campo de batalla y diezmar al enemigo con sus cañones de 360 grados.

El tanque se basa en la concha de una tortuga. Leonardo se inspira a menudo de la naturaleza para sus invenciones.

17- El rodamiento de bolas o cojinetes de bolas

Leonardo da Vinci inventó el cojinete de bolas entre los años 1498-1500. Lo diseñó para bajar la fricción entre dos placas que estarían en contacto en su otro famoso diseño,  el helicóptero. Aunque el diseño del helicóptero no tuvo éxito, el rodamiento o cojinete de bolas es una historia diferente.

La siguiente mención conocida de cualquier tipo de cojinete de bolas fue casi 1500 años más tarde que el diseño de Leonardo. 100 años después del diseño de Leonardo, Galileo Galileo también mencionaría una forma temprana de rodamiento de bolas.

No sería hasta 1792 que se hiciera una patente archivada para el rodamiento de bolas “moderno”; fue concedido al inglés Philip Vaughn en 1791.

18- El planeador

El planeador de da Vinci estuvo cerca de poder volar, de hecho, se han creado experimentos usando los materiales que él tendría disponible y encontraron que el planeador podría haber volado realmente con hacer un par de pequeñas modificaciones.

Este diseño estaba basado en los pájaros que da Vinci compraba para tratar de crear e imitar los mecanismos de vuelo de las aves.

19- Cierre de canales

Este es uno de sus inventos más duraderos. Este tipo de esclusa todavía está en uso hoy en casi cualquier canal o vía navegable. El diseño de Leonardo era más eficiente, más fácil de mover y hacía su trabajo exactamente como se pretendía.

El bloqueo de ingletes de Leonardo era de dos ángulos de 45 grados que se encuentran en un punto. Cuando el agua inminente los golpeaba, forzaba a los dos mitres a juntarse, lo que resultaba en un sello aún más estrecho entre ellos.

20- Máquina para pulir espejos

Este invento es una obra maestra de la ingeniería mecánica. Tiene varios engranajes en malla y también tiene varios ajustes variables incorporados en él.

Esta máquina fue diseñada muy probablemente por Leonardo mientras que estaba investigando las diversas maneras en que la luz se reflejaba fuera de las cosas; o planeaba quizás inventar un telescopio u otro dispositivo óptico.

21- Tijeras

Algo tan simple, pero tan importante como las tijeras, tenía una enorme importancia en el desarrollo de la humanidad.

¿Quién sabe cuántos siglos habrían pasado sin esta herramienta si no hubiera sido por da Vinci? Aunque hay referencias de tijeras más antiguas usadas por los egipcios, las tijeras tal cual la utilizamos ahora fueron creación de Leonardo.

22- Grúa giratoria

Durante su aprendizaje en los patios de los edificios florentinos, Leonardo tiene la oportunidad de observar muchas grúas, entre las cuales están las diseñadas por Brunelleschi. Los dibuja en muchas páginas de sus manuscritos.

Estos modelos están diseñados para ser utilizados en pozos de piedra y excavaciones de canales. Las grúas giratorias inventadas por da Vinci, no sólo funcionan en alturas, sino que también permiten el transporte rápido de materiales; en la versión de doble brazo, el movimiento es facilitado por el contrapeso.

23- Modelo de tambor mecánico

El tambor mecánico de Leonardo da Vinci fue diseñado para entretener a los invitados de uno de sus empleadores.

El tambor estaba destinado a girarse alrededor y a través de una serie de mecanismos que los tambores batían automáticamente. El modelo está hecho de plástico y un conjunto de broche a presión, por lo que no se requiere pegado.

24- Modelo de catapulta

El diseño de Leonardo para la catapulta es simple e ingenioso. Se trata de un sistema de trinquete y rachet que aumenta gradualmente el sistema de disparo.

A medida que el sistema se aprieta, las fuerzas puestas en el sistema por el operador (1 soldado) se transfieren tanto a los cables como a los brazos de tensión de la catapulta.

Al soltar el percutor (el trinquete), la energía almacenada se transfiere instantáneamente desde los cables y brazos tensores al brazo oscilante, que contendría una bala de plomo o bala de cañón.

25- Botes de remos

El modelo de bote de Leonardo da Vinci es de plástico y es un conjunto de broches de presión juntos, por lo que no es necesario pegarlos.

El bote de Leonardo es uno de los primeros barcos de remo diseñados. El barco permanecería en funcionamiento durante cientos de años hasta la invención de la hélice marina.

26- Imprenta

El modelo de imprenta de Leonardo consiste en un pequeño conjunto de maderas unidas englobando una sola pieza y no se requiere pegamento. El modelo también muestra la mecánica que diseñó Leonardo para operar la imprenta.

27- Flotadores de agua

Leonardo también buscó dispositivos de flotación eficientes, diseñando un conjunto de zapatos y palos que son similares a los equipos de esquí modernos.

Pensaba que permitirían a los hombres caminar sobre el agua, sin embargo, Leonardo no estaba pensando en términos de una actividad de ocio. Más bien, su consideración era su potencial durante la guerra, cuando los soldados necesitaban caminos para cruzar ríos y mares.

28- El asador

El asador automatizado es un diseño que tiene una aplicación perfectamente práctica y es bastante simple. Leonardo no inventó realmente esta idea, pero dibujó ilustraciones que demostraban que estudió su funcionamiento y cómo el bosquejo de fuegos de diversos tamaños produjo un resultado que variaba durante el asado de la carne.

Un fuego caliente tiene un bosquejo más fuerte y por lo tanto un asado más uniforme. Leonardo señaló que: “El asado se tornará lento o rápido dependiendo de si el fuego es pequeño y fuerte”.

29- El gato de elevación

El gato de elevación de Leonardo no es muy diferente de los gatos usados actualmente. Compuesto de engranajes reductores, un estante y una manivela, habría sido de gran utilidad en los días de Leonardo.

No sabemos si esto fue una invención de Leonardo, una modificación de una pieza de un equipo, o simplemente un esbozo detallado del equipo.

30- Máquinas textiles

Las máquinas textiles de Leonardo están entre sus piezas menos conocidas, sin embargo, mostró una gran previsión en esta área y diseñó máquinas de recorte, husillos automáticos, cizallas y dos máquinas de torsión de cuerdas que aparecen en el Codex Atlanticus. El más complicado de estos bastidores es uno de quince hebras simultáneas.

Leonardo da Vinci fue un polímata florentino del Renacimiento italiano. Fue a la vez pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, ​ artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Wikipedia
Fecha de nacimiento15 de abril de 1452, Anchiano, Italia

Referencias:

  1. Davinci Inventions (2008). Leonardo Da Vinci inventions. 1-2-2017, de Davinci Inventions. Tomado de da-vinci-inventions.com.
  2. Lairweb ORG. (2016). Leonardo Da Vinci. 1-2-2017, de Lairweb. Tomado de: org.nz.
  3. Da Vinci inventions. 1-2-2017, de leonardodavincisinventions.com.

Avances en Uspallata- IECyTA

En el  Otoño de 2016, el Proyecto educativo-tecnológico IECYTA (Instituto de Estudios Científicos y Tecnológicos Andinos), se vio retrasado por las fuertes nevadas en la Cordillera de Los Andes, donde se localiza este Proyecto, Km 9,6 de Ruta Nacional 149 de Mendoza, Uspallata. Serán  los estudiantes y docentes de esta Villa montañosa los primeros beneficiarios. Luego los estudiantes y docentes de toda la Provincia de Mendoza, Argentina.

 

Se continuó en la Primavera de 2017 y se levanta la Off. central de coordinación del Proyecto.

La Oficina, el Observatorio óptico, la Isla de energía alternativas y los Hornos para la  experimentación de la cocción de los cerámicos que usarán los estudiantes, son las áreas ya demarcadas. (ver mapa al final de esta hoja)

La conectividad a Internet permitirá el estudio on-line del espacio gracias a la instalación de una cámara digital sobre el lente del Telescopio óptico y para el control en forma remoto del movimiento del rotor de cúpula y ángulos de observación.telescopio remoto por pc

invierno1
La entrada sobre la Ruta Nacional 149, tapada por la nieve.

 

Modelo del Observatorio óptico que será montado al fondo del Campus, lejos de fuentes contaminantes lumínicas y con un motor para abrir la cúpula.

 

foto terreno IECYTA 004
Cúpula y oficina del Observatorio con la localización geográfica en el Campus del IECYTA, al fondo del Complejo y a 300 mts de la RN149.

En la foto de abajo se observa la cordillera del Sur-Oeste,  lateral del valle de Uspallata.

invierno3
Frente del Campus Educativo-Tecnológico en Uspallata (Mendoza, Argentina), Instituto de Estudios Científicos y Tecnológicos Andinos.

Se está tramitando la energía eléctrica para el abastecimiento de las instalaciones. En la foto de abajo se puede ver el cableado de media tensión que pasa por la entrada principal. Allí se instalará la cabina y la central de distribución eléctrica.

invierno8 acceso
Entrada sobre RN149 sin acceso por la cantidad de nieve.

 

foto terreno IECYTA 003
Mapa geográfico satelital de las instalaciones de: Observatorio y mas hacia la Ruta, la Off, de Coordinación del Proyecto.

Una antena Parabólica para la detección de altas frecuencias espaciales, es otro complemento del Observatorio en su segunda etapa,  su proceso y representación por medio de un software simple a modo de Radiotelescopio.

 

foto terreno IECYTA 006
Parabólica para Radiotelescopio. Abajo  mapa interactivo de las instalaciones del Complejo Educativo- Tecnológico. Pinchar con el cursor cada referencia para mas información.

La Tecnología Lasser en Camboya

Una trama de ciudades medievales del imperio Jemer sepultadas bajo la jungla en Camboya ha salido al descubierto por un equipo de arqueólogos que llevó a cabo el mayor estudio con tecnología láser realizado en el mundo.

Los hallazgos podrían ayudar a resolver los enigmas que rodean el auge y caída del extinto imperio y su capital Angkor, de entre el siglo VIII y XV, el monumento histórico más reconocido de Camboya y uno de los mayores tesoros arqueológicos del planeta.

“Lo más interesante es ser capaz de ver esto como un todo, mirar la evolución del hábitat de los jemeres desde hace 2.000 años hasta el día de hoy, ver cómo dieron forma a su paisaje y cuales fueron las consecuencias medioambientales de sus decisiones”, aseguró a Efe Damian Evans, precursor de la investigación realizada por la Iniciativa Arqueológica Camboyana Lidar (CALI).

El equipo llevó a cabo un estudio aéreo con tecnología Lidar, una combinación anglosajona de las palabras luz y radar, para confirmar en 2012 la existencia de metrópolis en zonas cubiertas por la vegetación.

Las primeras localizaciones fueron el monte Kulen, Koh Ker y el turístico complejo religioso de Angkor Wat, en las provincias de Siem Reap y Preah Vihear, al norte del país.

“Esa misión fue un éxito y nos permitió reunir suficiente dinero para lanzar una misión más extensa en 2015”, indicó Evans.

Este segundo estudio, cuyos resultados se publican este lunes en la revista científica Journal of Archaeological Science, ha cubierto cerca de 1.900 kilómetros cuadrados y ampliado la investigación a ciudades anteriores y posteriores a la hegemonía Jemer en la región.

Las localizaciones cartografiadas incluyen la ciudad templo de Mahendraparvata en el monte Phnom Kulen, que ha sorprendido por su extensión, el templo Preah Khan, en Siem Reap, y el templo Banteay Chhmar, al noroeste, entre otras.

El Imperio jemer dominó la mayoría del Sudeste Asiático, incluyendo gran parte de la actual Tailandia, Laos y el sur de Vietnam, y tuvo su auge en el siglo XII, cuando se construyó Angkor Wat, el principal templo del centro urbano.

Damian Evans, Christophe Pottier y otros antropólogos estimaron en 2007 que cerca de un millón de personas vivían en un territorio de 1.000 kilómetros cuadrados en la capital durante su auge, lo que supondría “el complejo urbano más extenso del mundo preindustrial”.

Martin Polkinghorne, arqueólogo que realiza excavaciones en la capitales postangkorianas de Longvek y Oudong, cerca de Phnom Penh, considera que la investigación Lidar es una de las más importantes en relación al imperio jemer y que “ha ahorrado décadas de trabajo”.

“Al usar Lidar para guiar las excavaciones en las capitales que la sucedieron, podemos investigar cuando los reyes se trasladaron al sur y aclarar el fin de Angkor”, indicó a Efe Polkinghorne.

Para la arqueóloga Alison Carter, que dirige un proyecto dentro de los muros del templo Angkor Wat, lo más sorprendente es la extensión y número de unos patrones que podrían ser jardines en forma de laberinto cerca de muchos de los templos.

“Imagina el laberinto de setos del palacio de Versalles”, comparó Carter.

Por su parte, el arqueólogo Mitch Henderson centra su investigación sobre el terreno en el templo Preah Khan, uno de los yacimientos que revelan evidencias tempranas de técnicas de irrigación y paisajismo.

“El periodo Angkoriano representan un perfeccionamiento y mejora de las prácticas que ya empezó la elite anterior”, asevera Henderson.

El proyecto de CALI, una colaboración entre las instituciones camboyanas y el Instituto Francés de Estudios Asiáticos auspiciada por el Consejo Europeo de Investigación, asegura que los datos del estudio Lidar tendrán más aplicaciones.

“No sólo en arqueología pero también en turismo y preservación del patrimonio, planificación urbana, ecología forestal, agricultura y gestión del agua”, señaló la organización en un comunicado de prensa.
Fuente: EFE

El mecanismo de Anticitera- Portada de nuestra WEB-

Qué es el mecanismo de Anticitera y por qué es el objeto más misterioso de la historia de la tecnología

De no haber sido por una tormenta en la rocosa isla griega de Anticitera hace poco más de un siglo, uno de los objetos más desconcertantes y complejos del mundo antiguo quizás no habría sido descubierto jamás.

Tras refugiarse en la isla, un equipo de buscadores de esponjas marinas decidieron ver si tenían suerte bajo esas aguas.

Se toparon en cambio con los restos de una galera romana que había naufragado en medio de otra tormenta hacía 2.000 años, cuando el Imperio romano empezó a conquistar las colonias griegas en el Mediterráneo.

En la arena del fondo del mar estaba el cúmulo más grande de tesoros griegos que se haya encontrado jamás.

Cara de una estatua griega en la arena Un tesoro en el fondo del Mediterráneo.

Estatua griega Obras incomparables que habían sobrevivido el saqueo de los romanos y siglos en el agua del mar.

Entre las hermosas estatuas de cobre y mármol estaba el objeto más intrigante de la historia de la tecnología.

Es de bronce corroído, no más grande que una laptop moderna, hecha hace 2.000 años en la antigua Grecia.

Se le conoce como el mecanismo de Anticitera. Y resultó ser una máquina del futuro.

“Si no lo hubieran descubierto en 1900, nadie se habría imaginado, ni siquiera creído, que algo así existía… ¡es tan sofisticado!”, le dice a la BBC el matemático Tony Freeth.

Increíble

Detalle del mecanismo Al principio, el artefacto no le decía nada a los científicos, pero luego notaron que tenía marcas e inscripciones.

¡Imagínate: alguien, en algún lugar de la antigua Grecia, hizo una computadora mecánica!“, exclama el físico griego Yanis Bitzakis quien, como Freeth, es parte del equipo internacional de investigación del asombroso artefacto.

“Es un mecanismo de una genialidad realmente sorprendente”, añade Freeth.

No están exagerando.

Tuvieron que pasar unos 1.500 años antes de que algo que se aproximara al mecanismo de Anticitera volviera a aparecer, en la forma de los primeros relojes mecánicos astronómicos, en Europa.

Sin embargo, éstas son las conclusiones; entender qué era el misterioso objeto tomó tiempo, conocimientos y esfuerzo.

Imposiblemente adelantado a su tiempo

Uno de los problemas era su anacronismo.

El primero en examinar en detalle los 82 fragmentos recuperados fue el físico inglés y padre de la cienciometría Derek J. de Solla Price.

Empezó en los años 50 y en 1971, junto con el físico nuclear griego Charalampos Karakalos, tomó imágenes con rayos X y rayos gamma de las piezas.

Descubrieron que había 27 ruedas de engranaje adentro, y que era tremendamente complejo.

diseño 27 ruedas de engranaje

La primera sorpresa: adentro encontraron 27 ruedas de engranaje.

Los expertos habían logrado fechar con considerable precisión algunas de las otras piezas encontradas entre el año 70 a.C. y 50 a.C.

Pero un objeto tan extraordinario no podía datar de esa época. Quizás era mucho más moderno y sólo por casualidad había caído en el mismo sitio, pensaban varios.

127 y 235 dientes

Price adivinó que contar los dientes en cada rueda podía dar alguna pista sobre la función de la máquina.

Con imágenes bidimensionales, las ruedas se superponían, lo que dificultaba la tarea, pero logró establecer dos números: 127 y 235.

Esos dos números eran muy importantes en la Grecia antigua“, señala el astrónomo Mike Edmunds.

¿Sería posible que los estuvieran usando para seguir el movimiento de la Luna?

Antiguo griego examinando el cielo

Los números que empezaron a surgir coincidían con los conocimientos de los griegos de la época. Lo incomprensible es que provinieran de ese objeto misterioso.

La idea era revolucionaria y tan avanzada que Price dudó de la autenticidad del objeto.

“Si los científicos griegos antiguos podían producir estos sistemas de engranaje hace dos milenios, toda la historia de la tecnología de Occidente tendría que reescribirse“, resalta Freeth.

¿Lograron mecanizar sus conocimientos?

La Grecia de hace dos milenios es una de las culturas más creativas que hayan existido jamás, así que no estaba en tela de juicio cuán magnífico fue su desarrollo en todos los campos, incluso en astronomía, considerada entonces como una rama de las matemáticas.

Órbita de astros

Los antiguos griegos sabían mucho de los cuerpos celestiales, por complicadas que fueran sus órbitas.

Sabían cómo se movían los cuerpos celestiales en el espacio, podían calcular sus distancias y conocían la geometría de sus órbitas.

¿Habrían sido capaces de meter astronomía y matemáticas complejas en un artilugio y programarlo para que siguiera el movimiento de la Luna?

El número 235 que había encontrado Price era la clave del mecanismo para computar los ciclos de la Luna.

“Los griegos sabían que de una nueva Luna a la siguiente pasaban en promedio 29,5 días. Pero eso era problemático para su calendario de 12 meses en el año, porque 12 x 29,5 = 354 días, 11 días menos de lo necesario””, le explica a la BBC Alexander Jones, historiador de astronomía antigua.

El año natural, con las estaciones, y el año calendario perderían la sincronía“.

Cuentas días en año solar con meses lunares

Las cuentas no daban si sólo se tenía en cuenta un año solar, pero en un ciclo de 19 años…

No obstante, también sabían que 19 años solares son casi exactamente 235 meses lunares, un ciclo cuyo nombre es metónico.

“Eso significa que si tienes un ciclo de 19 años, a largo plazo tu calendario va a estar en perfecta sintonía con la estaciones”.

Como confirmándolo, en uno de los fragmentos del mecanismo de Anticitera encontraron el ciclo metónico.

Revoluciones

Gracias a los dientes de las ruedas de engranaje, el mecanismo empezó a revelar sus secretos.

Las fases de la Luna eran inmensamente útiles en esa época.

De acuerdo a ellas se determinaba cuándo sembrar, cuál era la estrategia en la batalla, qué día eran las fiestas religiosas, en qué momento pagar las deudas o si podían hacer viajes nocturnos.

El otro número, 127, le sirvió a Price para entender otra función relacionada con nuestro satélite natural: el aparato también mostraba las revoluciones de la Luna alrededor de la Tierra.

Tras 20 años de intensa investigación, Price concluyó que ya había resuelto el acertijo.

Sin embargo, quedaban piezas del rompecabezas por encajar.

Engranaje de cerca

Cada diente de cada rueda suponía otra incógnita. Pero al menos habían dado con la clave.

El futuro 223

El siguiente paso requirió de tecnología hecha a la medida. Y un equipo internacional de expertos dedicado a investigar el mecanismo de Anticitera.

El equipo logró convencer a Roger Hadland, ingeniero de rayos X, de que diseñara y llevara al Museo Arqueológico Nacional en Atenas una máquina especial para hacer imágenes tridimensionales del mecanismo.

Y, valiéndose de otro aparato que realzó los escritos que cubren buena parte de los fragmentos, los investigadores encontraron una referencia a los engranajes y a otro número clave: 223.

Tres siglos antes de la edad de oro de de Atenas, los antiguos astrónomos babilonios descubrieron que 223 lunas tras un eclipse (18 años y 11 días, conocido como un ciclo de saros), la Luna y la Tierra vuelven a la misma posición de manera que probablemente se producirá otro parecido.

Tallado babilonio

Gracias a millones de tabletas con datos históricos que habían archivado a lo largo del tiempo, los babilonios encontraron el patrón de los eclipses.

“Cuando había un eclipse lunar, el rey babilonio dimitía y un substituto asumía el mando, de manera que los malos augurios fueran para él. Luego lo mataban y el rey volvía a asumir su posición”, cuenta John Steele, experto en Babilonia del Museo Británico.

Y resulta que 223 era el número de otra de las ruedas del artilugio.

El mecanismo de Anticitera podía ver el futuro… podía predecir eclipses.

No sólo el día, sino la hora, la dirección en la que la sombra cruzaría y el color del que se iba a ver la Luna.

eclipses

La información que los investigadores encontraron en el mecanismo de Anticitera sobre los eclipses es sorprendentemente detallada.

Todo dependía de la Luna

Como si eso no fuera suficientemente asombroso, descubrieron otra maravilla.

El ciclo de saros dependía del patrón del movimiento de la Luna y “nada sobre la Luna es sencillo“, declara Freeth.

“No sólo su órbita es elíptica -de manera que viaja más rápido cuando está más cerca de la Tierra-, sino que esa elipse también rota lentamente, en un período de 9 años”.

¿Podía el mecanismo de Anticitera rastrear ese sendero fluctuante de la Luna?

ruedas de engranaje

Un mecanismo más complejo para lidiar con los caprichos de la Luna.

Efectivamente, podía: dos ruedas de engranaje más pequeñas, una de ellas con una pinza para regular la velocidad de rotación, replicaban con precisión el tiempo que se demora la Luna en orbitar, mientras que otra, con 26 dientes y mediocompensaba por el desplazamiento de la órbita.

Y, por si fuera poco, al examinar lo que queda de la parte frontal del aparato, el equipo de expertos concluyó que solía tener un planetario como lo entendían en ese momento: con la Tierra en el centro y cinco planetas girando a su alrededor.

mecanismo de Anticitera cara planetario

El movimiento de los cinco planetas que se podían observar a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

Era una idea extraordinaria: tomar teorías científicas de la época y mecanizarlas para ver que pasaría días, meses y muchas décadas después“, subraya el matemático.

Un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma

“Esencialmente fue la primera vez que la raza humana creó una computadora”, añade Freeth.

“Es verdaderamente increíble que un científico de esa época descubrió cómo usar ruedas de engranaje de bronce para rastrear los complejos movimientos de la Luna y los planetas”.

Pero… ¿quién fue?

Nuevamente, exploraron lo que nos quedó del fabuloso artilugio para buscar la respuesta.

Una pista estaba en otra de sus funciones.

El mecanismo de Anticitera predecía además la fecha exacta de los Juegos Panhelénicos: los Juegos de Olimpia, los Juegos Píticos, los Juegos Ístmicos, los Juegos Nemeos.

Lo curioso es que, aunque los Juegos de Olimpia eran los más prestigiosos, los Ístmicos, en Corinto, aparecen en letras mucho más grandes.

Ilustración en cerámica de los Juegos ÍtsmicosLlamaba la atención que los juegos que se celebraban en el istmo de Corinto cada dos años en honor a Poseidón aparecieran destacados.

Además, los expertos ya habían notado que los nombres de los meses que aparecían en otra rueda eran corintios.

La evidencia apuntaba a que el diseñador era un corintio y que vivía en la colonia más rica gobernada por esa ciudad: Siracusa.

Y Siracusa era el hogar del más brillante de los matemáticos e ingenieros griegos: Arquímedes.

Nada más y nada menos que quizás el científico más importante de la Antigüedad clásica, el hombre que había determinado la distancia a la Luna, encontrado cómo calcular el volumen de una esfera y de ese número fundamental π; que había asegurado que con una palanca movería el mundo y tanto más.

“Sólo un matemático tan brillante como Arquímedes podría haber diseñado el mecanismo de Anticitera”, opina Freeth.

Arquimedes con palanca y mundo“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

Lo cierto es que Arquímedes estaba en Siracusa cuando los romanos llegaron a conquistarla y que el general Marco Claudio Marcelo ordenó que no lo mataran, pero un soldado lo hizo.

Siracusa fue saqueada y sus tesoros enviados a Roma. El general Marcelo sólo se llevó dos piezas consigo, ambas -dijo- eran de Arquímedes.

El equipo de investigación piensa que eran versiones anteriores del mecanismo.

Un indicio se encuentra en una descripción que escribió el formidable orador Cicero de una de las máquinas de Arquímedes que vio en la casa del nieto del general Marcelo.

Arquímedes encontró la manera de representar con precisión en un sólo aparato los variados y divergentes movimientos de los cinco planetas con sus distintas velocidades, de manera que el mismo eclipse ocurre en el globo que en la realidad“.

Planeario

Algo así describió Cícero.

¿Qué pasó con la brillante tecnología griega que produjo la primera computadora?

¿Por qué no se desarrolló? ¿Por qué se perdió?

Como tantas otras cosas, con la caída de los griegos y luego los romanos, los conocimientos “emigraron” hacia el oriente, donde los bizantinos los guardaron por un tiempo y luego pasaron a los eruditos árabes.

El segundo artilugio con engranajes de bronce más antiguo que se conoce es del siglo V e inscripciones en árabe.

Y en el siglo XIII los moros llevaron esos conocimientos de vuelta a Europa.

Piezas del mecanismo de Anticitera

Todos las piezas para introducir todos los conocimientos en una caja.

Investigaciones previas establecieron que el mecanismo estaba metido en una caja de madera, que no sobrevivió el paso del tiempo.

Una caja que contenía todo el conocimiento del mundo, el tiempo, el espacio y el Universo.

Es un poco intimidante darse cuenta de que justo antes de la caída de su gran civilización, los antiguos griegos habían llegado tan cerca a nuestra era, no sólo en su pensamiento sino también en su tecnología científica“, dijo Derek J. de Solla Price.

(Info: BBCMundo)

mecanismo de Anticitera

VIDEO