El Culto de Osiris (algunas explicaciones)

En estos párrafos veremos la  evolución de un Mito, que permitió a esta civilización, sistematizar sus búsquedas internas, en el camino de un cambio profundo y tomar contacto con lo Sagrado. (ver minuto 30:00 del  vídeo, Thot y Hermes)

Entre las creencias y experiencias  del Antiguo Egipto destaca el mito de la inmortalidad humana. Durante el Imperio Antiguo se creía que sólo el faraón, al morir, se convertían en un dios, alcanzando la inmortalidad en la Duat con todas sus prerrogativas. Durante el Primer Periodo Intermedio estas creencias también se extienden a los altos funcionarios que al morir se convertían en un Osiris, gozando de la inmortalidad en la Duat con todos sus derechos. Sólo en el último periodo, el resto de los mortales se harían merecedores de alcanzar una vida inmortal en el Más Allá, siempre que pudieran cumplir unos rituales muy precisos.7

Epítetos

El nombre de Osiris y sus epítetos variaron a lo largo de la Historia del Antiguo Egipto. Como Necher aa “Gran dios”, fue venerado en muchos santuarios, reflejándose en sus títulos: Neb Abdyu “Señor de Abidos”, Neb Dyedu “Señor de Dyedu”; y como gran dios funerario recibe el nombre de Jenty amentu “El que está al frente de los occidentales”, referente a los fallecidos. También es denominado Unenefer “El que continua siendo perfecto”, en alusión a su prodigiosa potencia después de muerto.8

Asir o Usir (Osiris)
en jeroglífico
D4
Q1
D4
Q2
D4
Q1 A40
Un-nefer (Osiris)
en jeroglífico
E34
n
n
nfr A40
E34
n
nfr A40

Culto

Los egipcios vieron en la resurrección de Osiris la promesa de una vida eterna. Creían que todos los hombres vivirían eternamente, en el Aaru, si se realizaban ceremonias funerarias similares a las efectuadas con Osiris, muerto y resucitado. Así desde el Imperio Medio era costumbre, en los textos funerarios, nombrar al difunto con el apelativo de “Osiris”.

Estatuilla de Osiris.

Los “Misterios de Osiris”

En Abidos se celebraban los “Misterios de Osiris”, una de las más importantes festividades durante el Imperio Medio; consistían en rememorar la muerte, entierro y resurrección de Osiris, con la consiguiente promesa de vida eterna para los asistentes y sus difuntos. Constaba de cinco partes:

  • la procesión, encabezada por Upuaut, que culminaba en un combate contra los enemigos de Osiris, como simbolismo de la expulsión de las fuerzas del caos;
  • la procesión funeraria de Osiris, como Jentyamentiu, por la necrópolis de Abidos;
  • el viaje en barca del dios hasta Poker, donde estaba su mitológica tumba (la que fue del faraón Dyer);
  • la noche de vigilia del difunto Osiris, con su posterior regeneración, transfiguración en espíritu y coronación (la parte más desconocida y secreta de los misterios);
  • el retorno gozoso de la imagen del dios a su templo de Abidos, entre la alegría general.

Según la tradición, en los catorce lugares donde Seth enterró cada parte del cuerpo de Osiris, los egipcios erigieron un templo:

  • En Abidos estaría su cabeza, y era Osiris-Jenti-Amentiu, el “Señor de los Occidentales”; se le erigió un gran santuario de peregrinación para los egipcios. Era venerado como símbolo de la vida eterna.
  • En Busiris estaría la columna vertebral (asociada al pilar Dyed), y era dios principal de esta ciudad, de donde procedía la divinidad.
  • En Letópolis estaría el hombro izquierdo, o el cuello, siendo Horus su guardián.
  • En Atribis estaría su corazón.
  • En Menfis también declaraban que estaba su cabeza.

Dios muy popular, aparece en Busiris, capital del IX nomo del Bajo Egipto y fue venerado principalmente en Abidos (Osireion), Bubastis y Mendes. También fue venerado en las islas de Biga y de File, donde había una tumba del dios; en Canopo era representado en forma de vasija con cabeza humana.

Fuente : Wikipedia.